OBSERVANDO AL MACHO

Segunda Edición
Autor: FRANCISCO RODRÍGUEZ DE BARRIO


Prólogo: Ángel Antonio Herrera

 126 páginas

Colección: Poesía

I.S.B.N.:  978-8494977282


He aquí un álbum de denuncia, pero también un cuaderno de celebración. Album de denuncia, sí, porque su autor, Francisco Rodríguez de Barrio, pone el grito no en el cielo, sino en el suelo de la desigualdad de la mujer, estrofa sí, y estrofa también, ante lo infamante del macho machista, que sigue a lo suyo, entre la humillación y el delito. Y también cuaderno de celebración, decíamos, porque hay en este libro un canto sostenido a la majestad de la mujer, una reverencia celeste a la existencia de la amante, o de la madre, una alzada alabanza a la tradición de la diosa, que es lo que son todas, aunque algunos se empeñen en verlo poco, o nada. Hay, hoy, en España, y en el mundo, una lepra de maltrato a la mujer, una epidemia más bien letal de discordia o desprecio, y casi los telediarios sujetan una sección fija de obituario femenino, porque la mujer muere todavía a manos del hombre, que es el lobo de una especie "no animal", hasta nueva orden. No es excepcional el disparate, sino todo lo contrario, para vergüenza de todos. Francisco Rodríguez de Barrio se apunta aquí a la denuncia de esta barbarie, y tira del verso rimado, y piruetea con citas, y hace brincos de palabras, y juega al humor con asuntos de lo íntimo, o de lo sexual, acaso porque no hay mejor modo de tomarse la cosa más en serio. No se le escapa al autor que el idioma tiene condición de macho, ni que el sexo abriga quizá un canibalismo, ni tampoco que hay una falocracia en curso, cuando tantos opinadores de podio van y se ponen a ejercer la filosofía de urgencia, por escrito o al viento. Pero tampoco se le escapa que la mujer es la fortuna del mundo, y que "ser huésped de una mujer, real o virtualmente, si bien hay quien lo desmiente, es un inmenso placer". Volvemos, así, desde el final al principio: en un verso se aúpa la denuncia, o la reprobación, y en el verso siguiente se saluda el enigma de la belleza de la muchacha, la calma de la ternura de la mujer, que nos hace a todos más hombres, que es como decir mejores hombres.- ÁNGEL ANTONIO HERRERA 

14,00 €